La economía circular combinada con el ecodiseño representa un modelo más sostenible y alternativo a la economía lineal tradicional y significa también una forma de mejorar la competitividad y la eficiencia de recursos de Europa.