7 Tendencias para una economía circular en 2021

Ene 18, 2021

A día de hoy, la mayor parte de la economía mundial es lineal: los materiales se extraen, son procesados, manufacturados, vendidos y, finalmente ,depositados en vertederos. Pero la idea de una economía circular,  en la que los materiales se utilizan en un circuito cerrado, está ganando terreno y muchas empresas están fijando sus objetivos de circularidad para las décadas venideras. Los próximos años serán cruciales a la hora de consolidar el crecimiento de la economía circular.

Estas son algunas de las tendencias que ayudarán a expandir la economía circular en 2021:

  • Más marcas utilzarán envases reciclables

Un número creciente de empresas están reconsiderando el diseño de productos para evitar los envases desechables. Startups como Blueland o Everdrop han lanzado productos de limpieza en forma de pastilla que pueden depositarse en botellas reutilizablesBite vende pequeñas píldoras de pasta de dientes para evitar los tubos de plástico estándard. Nestlé está comenzando a probar estaciones de recarga de café y comida para mascotas en supermercados; una startup llamada Algramo está implementando estaciones de recarga de detergente y suministros de limpieza en lavanderías. McDonald’s está probando tazas de café reutilizables; Burger King está probando un recipiente para Whopper reutilizable.

Otras son pioneras en nuevos envases reutilizables para llevar y entregar comestibles. Loop, el sistema que ofrece productos convencionales como el helado Häagen-Dazs en envases reutilizables y retornables, continúa creciendo. Dove acaba de lanzar un soporte recargable de acero inoxidable para desodorantes.

  • Los envases de plástico serán más sencillos de reciclar

En muchos casos, las empresas están eliminando por completo embalaje extra de sus envases; Walmart, por ejemplo, ha dejado de envolver algunos productos en películas de plástico en las tiendas canadienses. Otras están encontrando soluciones más innovadoras. Carlsberg reemplazó los clásicos anillos de plástico para 6 latas con un nuevo tipo de pegamento. Apeel produce un recubrimiento comestible seguro que puede proteger la fruta para que no se eche a perder sin envoltura de plástico.

  • Más empresas recogerán sus propios productos cuando el consumidor haya terminado con ellos

Si ya no te pones esos viejos vaqueros Levi´s, la empresa te pagará por reintroducirlos en su marketplace de ropa de segunda mano. Otras, como Patagonia, también recuperan prendas viejas, reparándolas y reacondicionándolas para que encuentren una segunda vida. Startups como la marca de zapatillas Thousand Fell recuperan sus zapatos cuando los usuarios los han desgastado para que puedan ser reciclados. Ikea, que apunta a convertirse en una empresa circular para finales de la década, está descubriendo cómo realizar la devolución de productos a gran escala y experimentando con otros modelos de negocio, como el alquiler de muebles.

  • Más empresas introducirán la circularidad como parte de su estategia 

A medida que las empresas se mueven hacia una energía renovable y dan pasos para reducir su huella de carbono, se están dando cuenta de que el modelo circular es parte de la solución. Retirar un producto usado y prepararlo para la reventa, por ejemplo, puede evitar casi todo el impacto climático de fabricar el mismo producto desde cero.

  • Nuevas políticas apostarán por la economía circular

Es probable que más gobiernos promulguen nuevas leyes que puedan respaldar el crecimiento de la economía circular. Eso podría incluir más prohibiciones sobre plásticos de un solo uso, siguiendo el ejemplo de países como Canadá, donde las bolsas de plástico, pajitas, tenedores de plástico y otros artículos de un solo uso estarán prohibidos a finales de este año. También puede haber nuevos incentivos, como impuestos reducidos sobre productos usados que han sido reacondicionados para su reventa.

  • Las empresas harán seguimiento del impacto de sus estrategias de circularidad

Cada vez más, las marcas rinden cuentas sobre medidores o indicadores más allá de los ingresos, las ganancias y el valor para los accionistas. El progreso en circularidad probablemente será uno de estos indicadores. El World Business Council for Sustainable Development lanzó recientemenete los indicadores de transición hacia una economía circular. La Fundación Ellen MacArthur tiene una nueva herramienta llamada Circulytics que ayuda a las empresas a medir y comunicar su trabajo de economía circular.

  • Más diseñadores reconocerán su papel en ayudar a cambiar los sistemas productivos

Los profesionales dedicados al diseño de productos o servicios tienen un papel clave a la hora de impulsar el cambio hacia la economía circular. Al mismo tiempo, la economía circular puede ofrecer un sentido de “propósito” a los diseñadores ya que no sólo están creando cosas que terminarán en un vertedero, puediendo utilizar sus habilidades para ayudar a abordar los desafíos globales.

Fuente