Cómo organizar un evento sostenible

Abr 6, 2022

Cómo organizar un evento sostenible

Hablamos con Leticia Rodríguez, Project Manager de Ziclos Circular Economy sobre cómo organizar un evento sostenible.

Leticia considera esencial que grandes eventos desarrollen y ejecuten un Plan de Sostenibilidad para su celebración y organización puesto que cada vez la sociedad está siendo más consciente de la importancia del cambio climático. La sostenibilidad, está ganando más terreno y popularidad en el sector eventos. Por tanto, es realmente importante que se considere como un factor relevante a tener en cuenta en la organización de los mismos. Es muy necesario que tanto las marcas como los organizadores cada vez tomen más conciencia y adquieran la responsabilidad de hacer todo lo posible para reducir el impacto medioambiental del evento que van a
celebrar. Es cuestión de tiempo que acabe siendo un requisito imprescindible porque o bien así lo demandan los consumidores o bien porque la legislación es cada vez más restrictiva. Por otro lado, apostar por un evento sostenible, no sólo entraña un beneficio para el medioambiente, sino que económicamente sale más rentable: al reducir el nivel de recursos consumidos y hacer que el proceso
productivo sea más eficiente lo que ahorra tiempo y dinero. Además, las empresas y las marcas mejoran su imagen, ganan más visibilidad y popularidad haciéndolos más competitivos. Estos beneficios hacen que sean cada vez más las empresas que se deciden a introducir la sostenibilidad en los eventos.

Para Leticia, las claves de que un evento sea sostenible se encuentran en la planificación. «Planificar con
suficiente antelación haciendo los análisis necesarios que nos permita como consultores medioambientales optimizar materiales y recursos. Como, por ejemplo la contratación de los transportes, la contratación de proveedores de productos o servicios apostando por el comercio local, productos km 0, es decir comprar y contratar de forma responsable. Se trata de hacer un análisis que nos permita tomar las decisiones adecuadas, de tal modo que se reduzca al máximo los impactos negativos al medio ambiente».

Apostar por vajillas reutilizables durante el evento y descartar las de usar y tirar, segregar correctamente los residuos generados durante el evento y que éstos sean reciclables son algunos de los ejemplos destacados.

Además, no debemos olvidar que que organizar un evento sostenible es más fácil y rentable que no hacerlo. Por ejemplo, en costes de vertido ya se ahorraría mucho dinero.

La huella de carbono como indicador clave

La huella de Carbono es un indicador muy importante a tener en cuenta en la planificación de un evento. Es un factor que nos ayudará a tomar decisiones responsables.
Su análisis abarca a todas las etapas del desarrollo del evento (diseño- preparación-montaje-desarrollo-desmontaje) y da como resultado un dato que puede ser utilizado como indicador ambiental global del mismo, y como punto de referencia básico para el inicio de actuaciones de reducción de consumo de energía.
Nos ayudará a decirnos por un proveedor o por otro. Veremos que apostar por productos y empresas de servicios locales no sólo nos
permitirá reducir la huella de carbono, sino que nos ayudará a fomentar el comercio local y también se conseguirá reducir costes tal.

Los retos en cuanto a reciclaje en macroeventos son los siguientes

El principal reto para Leticia se encuentra en una correcta segregación de los residuos durante el transcurso del evento y también durante el montaje y desmontaje.
Que cada residuo que se genere en el evento se deposite en el contenedor adecuado, supone una conciencia importante de todos los asistentes. Por tanto, la organización debe fomentar y motivar de algún modo que los asistentes depositen correctamente los residuos.
Los residuos estarán menos contaminados y las plantas de reciclaje podrán reciclarlos correctamente, de este modo se reducirán notablemente la cantidad de residuos que van a vertedero. La motivación se puede realizar de diversas formas: con talleres que
fomenten la concienciación, con bonificaciones o premios por depositar en el contenedor correcto los residuos.
Bajo mi experiencia  dice leticia: «He visto que los eventos que tienen alguna especie de recompensa en donde pueden participar los asistentes,  mejoran mucho la segregación de sus residuos».

El greenwashing es una amenaza constante para el sector de los eventos

La popularidad de estos productos “green” es mayor, están involucrados en campañas de marketing brutales y hace que las empresas
acaben optando por este tipo de soluciones. Un ejemplo de ello, son los biopolímeros, cada vez más presentes en la sociedad, son materiales muy complejos que en raras ocasiones encuentras empresas que tenga un proceso que los pueda tratar y acaban siendo
enviados a vertedero. O que en caso de que exista una planta que lo pueda tratar, ésta se encuentre a distancias muy grandes o en otros países que hacen que los costes de transporte se disparen y no sea viable su reciclaje.
El plástico tiene muy mala prensa, pero, a día de hoy, es un material que si se segrega correctamente se puede reciclar muy fácilmente. Por ejemplo, las botellas de pet tienen un índice de reciclabilidad muy alto, ocurre lo mismo con los envases y embalajes de polietileno de baja densidad. Para estos materiales es muy fácil contar con plantas de reciclaje que los
puedan tratar.
Por tanto, antes de decidirse por este tipo de materiales, es vital el analizar la industria de reciclaje que tenemos alrededor, ver en dónde acabaran los residuos generados.
Para evitar caer en el tan temido Greenwashing, es muy importante, que durante la planificación del evento, se tenga en cuentan todas estas cuestiones. Contar con una empresa especialista en la materia que nos asesore y ayude a tomar las mejores decisiones o las decisiones más responsables es fundamental.