Envases de plástico; reciclabilidad y reciclaje

Mar 23, 2022

Envases reciclables; reciclabilidad y reciclaje

Hablamos con Francisco J. Iglesias sobre envases reciclables, reciclabilidad y su reciclaje.

¿Cuáles son los factores que hacen que un envase sea más o menos reciclable?

Hay que diferenciar entre que un envase sea reciclable y que sea realmente reciclado. La realidad nos dice que muchos envases reciclables realmente no acaban reciclándose por diversos motivos.

La complejidad de la composición y la mezcla: Cuantos más materiales compongan un envase, más difícil es su reciclado. Cada plástico tiene su propio proceso de reciclaje. Por tanto, si se mezclan, es más complicado su reciclaje. En el caso de los embalajes, si unos son de polietileno, otros de polipropileno, poliamidas, etc. o multicapas, como suele ocurrir en la alimentación, los procesos de reciclaje se complican mucho. Por ello, el mayor éxito de las recogidas selectivas, tanto de vidrio como de cartón, en donde los índices de reciclaje son mucho más elevados que en los demás tipos de envases. 

La limpieza de los materiales: Es necesario que los envases se entreguen limpios a los procesos de reciclaje. No podemos pensar que un envase completamente manchado de orgánico va a poder ser reciclado porque no es así. Como ejemplo, los envases de poliestireno que se utilizan para el yogur. Es un plástico que se recicla perfectamente en procesos industriales cuando viene limpio, pero que es muy complicado en las plantas de clasificación de envases a las que llega manchado de orgánico. 

Los costes: Es necesario tener en cuenta que muchos envases no se reciclan porque es tan costoso acondicionara cada uno de los componentes que es rentable. Lógicamente, cuanto más caros sean los costes de vertido, más rentables serán determinados procesos que permiten el reciclaje. Además, la falta de control que existe, en general, en España, sobre lo que depositamos en nuestro contenedor de envases condiciona precisamente que se introduzcan muchos materiales que no son envases y que encarecen los procesos de reciclaje. 

La demanda de los consumidores: Como ejemplo, lo que ha ocurrido con el plástico de PET, que actualmente es más caro el  PET reciclado que el normal condicionado precisamente por la demanda que tiene este tipo de material. 

Por último, la comunicación: Cuando a los consumidores se les transmiten mensajes claros sobre cuáles son los embalajes reciclables y reciclados, influye de forma decisiva en sus elecciones de compra. Aquí es necesario, por otro lado, que se combata de forma clara el “GREEN WASHING”. 

¿Cuáles son los mayores desafíos en cuanto al reciclaje de envases? 

El mayor desafío es, sin duda, que cuando compramos un producto con un determinado envase, tengamos la garantía de que el día que depositemos ese envase en el contenedor correspondiente, va a ser reciclado. Para ello es necesario que se impliquen las empresas, las administraciones y los consumidores. En cuanto a las empresas, hay todavía una cierta tendencia al exceso de embalaje. Esto debe ser eliminado. Un producto debe tener el embalaje adecuado y no más. Tampoco debe tener diferentes tipos de embalaje. Si se utiliza plástico, será un mismo tipo de plástico y si se utilizan otros materiales (cartón, vidrio, etc.), deben ser los únicos que se utilicen. 

En cuanto a las administraciones, deben tratar de regular para orientar la producción hacia materiales más uniformes, deben controlar cómo funcionan los procesos de reciclaje desde el mismo momento en que depositamos los residuos en el contenedor que tenemos delante de la puerta hasta las salidas que se producen en las plantas de reciclaje. Asimismo, el factor aumento de los costes de vertido es fundamental para que se fomenten los procesos de reciclaje. 

Por último, los consumidores debemos preocuparnos de conocer qué materiales son más sostenibles y entender que, por ejemplo, cuando elegimos leche envasada en bolsa de plástico, en botella de plástico, en brick o en vidrio, cada uno de estos envases tiene un impacto distinto en el medio ambiente y debe influir en nuestro proceso de compra.

¿Qué consideras más interesante y productivo, la investigación en bioplásticos o la inversión en maquinaria que permita optimizar la separación de los residuos plásticos? 

Son dos temas que deben ir en paralelo. Ahora bien, a día de hoy los bioplásticos están representando más un problema que una solución. Los procesos de reciclaje actuales no están preparados para diferenciar los bioplásticos de los plásticos ya existentes. Por tanto, están perjudicando los procesos de reciclaje de plástico habituales. Además, muchos de estos bioplásticos tienen unos procesos de reciclaje diferentes y que sólo se están realizando en determinadas plantas de determinados países, lo cual influye mucho en uno de los factores antes mencionados para el reciclaje: los costes. Ello supone que acaban siendo un rechazo más en muchas plantas de gestión de residuos. 

¿Existe problemática con los envases reciclables compostables? 

Su problemática es parecida a la de los bioplásticos. Nosotros trabajamos con empresas que se dedican al compostaje y comercializan compost y no admiten en sus procesos los plásticos compostables. Es necesario regular la utilización de estos embalajes de forma clara. Los procesos de compostaje de estos plásticos son industriales y complejos. En la mayoría de los casos no es posible su utilización en los compostadores caseros y en los procesos habituales de compostaje. Asimismo, nos encontramos que muchos de ellos tienen etiquetas y tintas que perjudican el medio ambiente. ¿Introducimos esto directamente en la elaboración de compost para abonar las plantas? Creo que en la propia pregunta ya está la respuesta.