Unilever ha unido sus fuerzas con el Grupo Alibaba para lanzar un sistema de reciclaje de plástico de circuito cerrado a gran escala en China.

La iniciativa conjunta, denominada Waste-Free World, es parte del impulso de Unilever para abordar de raíz el problema de los desechos plásticos  y darle un nuevo enfoque al envase de sus productos.

Unilever se ha fijado el objetivo de reducir a la mitad el uso de plástico virgen, reducir los envases de plástico en más de 100.000 toneladas y acelerar el uso de plástico reciclado para 2025.

La iniciativa es parte del plan del gobierno de Shanghai para crear un sistema de gestión de envases de plástico que se pueda utilizar en todo el país para promover una economía más circular.

“Alibaba está apoyando a Unilever para facilitar que los consumidores chinos adopten el consumo responsable en nuestras múltiples plataformas cruzadas, incluidas Alipay, Tmall, Ele.me y Tmall Supermarket mediante la creación de un escenario de ciclo cerrado para el reciclaje de plástico que comienza con su compra, al uso para reciclar y recomprar ”, Jet Jing, vicepresidente de Alibaba Group.

En el lanzamiento de Waste-Free World se instalaron 20 máquinas de reciclaje como parte de un programa piloto en oficinas y espacios comunitarios en Shanghai y Hangzhou.

Mediante inteligencia artificial, cada máquina identifica automáticamente el plástico del que está hecha cada botella, lo clasifica y lo almacena, para que pueda ser recolectado y devuelto a los centros de reciclaje. Todo lo que los clientes deben hacer es usar Alipay, el servicio de e-wallet de Alibaba, para escanear el código QR que se muestra en la pantalla de la máquina y luego depositar la botella en el contenedor de reciclaje.

Además de aportar su granito de arena para mejorar las tasas de reciclaje, los consumidores obtienen cupones de Unilever y green points de Alipay Ant Forest por cada botella que depositan en las máquinas Waste-Free World.

Fuente