PYMES sostenibles, negocios del presente

May 21, 2021

Hablamos con Jesús Sanjurjo, Director Comercial de Grupo SanJurjo, empresa dedicada al sector primario y claro ejemplo de que la sostenibilidad es aplicable a todo tipo de proyectos y empresas.

La sostenibilidad como concepto y modelo de negocio, es mayoritariamente visibilizado y reconocido en las grandes empresas. Cada día son más las pymes que implantan medios y medidas sostenibles en su actividad diaria.

Jesús Sanjurjo, Director Comercial en Grupo Sanjurjo, afirma que desde siempre han intentado contribuir a la mejora del medio ambiente y la reducción de residuos. El proceso comienza siendo conscientes de que la sostenibilidad comienza desde el minuto cero de la actividad empresarial y continúa recalcando en la importancia que tiene proteger el entorno para reducir los efectos respecto al cambio climático, estas repercusiones ya se empiezan a notar en agricultura como la lluvia ácida o otros efectos de la contaminación.

En Grupo Sanjurjo, sostenibilidad y actividad empresarial van de la mano, su implicación con el medio ambiente va desde los productos que comercializan hasta los valores de los trabajadores, los cuales pretenden mejorar la eficiencia y buscar una producción más sostenible y respetuosa con el medio ambiente.

Para Jesús, Ziclos supuso un antes y un después en la gestión de residuos. Desde Ziclos se evaluó su proceso productivo y se le aconsejó llevar a cabo una serie de medidas relacionadas con la mejora en la gestión de residuos. En este caso, el primer paso fue implementar la segregación selectiva de plástico y cartón para su posterior gestión a través de un reciclador, este proceso fue acompañado por la implementación de procesos internos dentro de almacén para hacer la separación y tratamiento de los residuos. La documentación vinculada a la gestión de residuos, la búsqueda de los recicladores más cercanos y la optimización de la logística han sido tareas que se han incorporado a las acciones cotidianas de Ziclos para Grupo Sanjurjo.

Jesús Sanjurjo afirma que los ingresos obtenidos por la correcta gestión del plástico y del cartón les ha permitido invertir. “Poco a poco, con los ingresos obtenidos por la gestión del plástico y del cartón hemos hecho varias inversiones, ejemplo de ello es la reciente adquisición de una compactadora, con ella podremos hacer balas de plástico y cartón para optimizar al máximo los costes de logística y a su vez, reducir la huella de carbono. La reducción de vertido ha sido muy considerable después de poner en marcha estas medidas, y nuestro objetivo es llegar a vertido 0 en los próximos años.”

Implementar medidas sostenibles ha mejorado la organización interna de la empresa y su actividad cotidiana. “Gracias al asesoramiento de Ziclos, a nivel interno ha sido muy fácil implementar medidas sostenibles, nuestros trabajadores ahora se encuentran motivados y concienciados con el reciclaje y esto es una gran noticia porque son una parte muy importante de que este trabajo se lleve a cabo”. Gracias a la implicación de los trabajadores del Grupo la segregación de los materiales es posible, Jesús siempre les dice: “Gracias a vosotros todo este plástico se reciclará y no terminará en un vertedero”.

Para Grupo Sanjurjo la sostenibilidad ha abierto la puerta hacia la innovación “Se deben cambiar ciertos hábitos internos y esto no siempre es fácil, pero desde luego merece la pena. Muchas veces las barreras no son más que el desconocimiento de cómo poner estos procesos en marcha”.

Cuando preguntamos por el equilibrio entre impacto positivo en el medioambiente y viabilidad económica Sanjurjo lo tiene claro: “Las pequeñas empresas no deben tomar estas medidas esperando un retorno económico, ahora sí, los ingresos deben ser suficientes para sufragar como mínimo los costes de las inversiones a realizar para mejorar este proceso”. En su caso, todos los ingresos derivados del reciclaje se reinvierten para seguir mejorando y facilitando este proceso a los trabajadores.

Para el Grupo Sanjurjo la mayor satisfacción está en reducir lo máximo posible el impacto medio ambiental derivado de su actividad aplicando lo que para ellos es sostenibilidad, buscar un equilibrio entre la variable económica y ambiental consumiendo los mínimos recursos posibles y ayudando con ella preservar el medio ambiente.