Economía circular: Tus residuos plásticos son recursos

Feb 1, 2022

Tus residuos plásticos, son recursos

Los residuos plásticos son valiosos ya que juegan un papel fundamental dentro de la Economía Circular, concretamente en la producción de materias primas. Dentro del proceso productivo son útiles para fabricar nuevos productos o para generar energía. Valorar los residuos como recursos es uno de los pasos claves a tomar para implementar Economía Circular.

¿Cómo clasificar los residuos plásticos?

Existen más de seis tipos de plástico y su correcta clasificación es clave para asegurarnos la correcta gestión vía reciclaje. Es decir, para poder valorarlo como un recurso éste debe de almacenarse correctamente, según su tipología y en buen estado.

¿Qué queremos decir con esto? Pues… al igual que no tendría sentido ejecutar el reciclaje de restos orgánicos con restos textiles con el plástico sucede lo mismo, aunque aparentemente un residuo plástico pueda parecer de la misma tipología, habitualmente no lo es. Por ejemplo: una botella de plástico se almacena en la bolsa amarilla o de envases ligeros. Correcto. Sin embargo, para obtener el máximo beneficio de este residuo lo ideal es separar las diferentes partes de la botella. En tapón, botella y etiqueta.

los residuos son recursos

¿Por qué es esencial clasificar los residuos según la tipología de su composición? Volviendo al ejemplo de la botella de agua: el residuo del tapón está hecho de polietileno de alta densidad, un tipo de plástico de muy buen calidad y de gran valor en el mercado, mientras que la etiqueta que contiene el nombre de la marca y los datos de composición habitualmente tienen una difícil salida vía reciclaje, por otro lado, la propia estructura de la botella de agua está hecha de PET, con una composición de petróleo crudo, gas y aire, un material de gran valor en el mercado.

Si almacenamos los tres tipos de residuos plásticos que contiene una botella de agua separados por tipologías aumentaremos la rentabilidad económica del propio residuo.

Asumir la diversidad de plásticos en el reciclaje es un gran paso que aportará beneficios económicos y medioambientales a tu proyecto.

Tus residuos son recursos.